Skip to content

LOS NUEVE CARROS, LA LEALTAD Y EL DEBER DE REBELARSE

13 de agosto de 2012

Primera parte. Los nueve carros.

Nueve son los carros que la pandilla de delincuentes del SAT robó  del Mercadona. Inaudito, el supermercado no se explica semejante ataque, se trata de un establecimiento honrado que además genera 300 puestos de trabajo.

Lo que se olvida Mercadona, y los medios de comunicación de gran tirada, acostumbrados a vendernos una imagen amable y familiar de la cadena, es informar acerca de las condiciones laborales y el tipo de empleo que ofrecen, se les olvida hablar sobre el modelo de producción, distribución y consumo de alimentos, que arruina a los productores agrícolas y destruye el pequeño comercio,  se les ha pasado por alto también hablarnos de la comida que se tira en contenedores candados, de las prácticas abusivas, de que el establecimiento se queda con el 60 por cien del precio final,  de que Juan Roig (propietario de Mercadona) ha amasado una de las grandes fortunas del país.  Se les olvida informar de que no es casualidad que los establecimientos elegidos para la acción, Mercadona y Carrefour, controlen el 40 por ciento de todo el mercado, siendo dos de las siete empresas que lo controlan todo. Se les olvida informar sobre todo esto, y se limitan a desvirtuar lo que en sí es: una protesta, una reivindicación. Ni tan siquiera comprende la acción una forma efectiva de solucionar los problemas (carros cargados de leche, aceite y arroz) se está denunciando (y esto es muy fuerte) que hay gente pasando hambre y que no han existido ni existen políticas que protejan a la ciudadanía, al pequeño campesinado, al pequeño comercio, frente a grandes plataformas y grandes empresarios, que en tiempos de “crisis” siguen enriqueciéndose.

¿qué opina el PP de todo esto?

Image

Parte segunda. La lealtad.

Los argumentos y opiniones del gobierno y la clase pepera al respecto, eran de esperar: la criminalización.  No cabía la menor duda. Asalto, agresión, delito, pandilla de vagos rojizos, Gordillo impresentable… etc. Pero ha habido algo que me ha llamado poderosamente la atención. Un argumento peculiar. El portavoz del PP, Alfonso Alonso (que tiene nombre de trabalenguas) instó a la oposición a actuar con “responsabilidad y lealtad”.  Interpreto que se refiere a la lealtad que le debemos al estado de derecho, a la lealtad que le debemos a la mayoría absoluta, a la lealtad que le debemos a un sistema injusto y corrupto. Lealtad, que gran concepto, responsabilidad, que profundo. Me llama la atención estas palabras en boca de Alfonso Alonso, ya que su partido ha contribuido a la creación inminente de una desoladora burbuja financiera.

El gobierno español ha aportado 100.000 millones de euros (sí, sí, cien mil millones de euros) a un fondo europeo para rescatar países (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) que se usaron en el rescate de Irlanda, Portugal y Grecia. Precisamente 100.000 millones de euros han hecho falta para sanear la banca española. España podía haberse saneado ella solita, inyectando el dinero directamente en la banca española. Pero no, ha sido rescatada por este fondo europeo, lo que implica una deuda con intereses.  Y así, se crea una segunda y gigantesca burbuja: la financiera. La banca española depende de la deuda portuguesa, y la banca alemana de la deuda española. Y nos encontramos con las grandes traiciones, no solo se inyectan cantidades desorbitadas de dinero público a empresas privadas, que siguen siendo privadas y siguen teniendo beneficios privados, sino que además se ha contraído una deuda y España debe pagar 29.000 millones de euros de intereses anuales por ser rescatado con un dinero que ya tenía. Grandes traiciones como que la ciudadanía tiene que pagar la deuda por grandes mentiras como que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Grandes traiciones como los recortes en sanidad y educación, como los 29.000 millones de euros que se van a pagar los intereses de la deuda y se descuentan directamente de la ayuda a la formación de empleo.

Grandes traiciones, gigantescas traiciones, como que el PSOE y el PP pactaron una reforma de la constitución donde el pago de la deuda “gozará de prioridad absoluta” frente a otras cuestiones (véase: los hospitales) Grandes traiciones como dejar a las finanzas que jueguen con dinero que no existe y que sea la ciudadanía la que lo pague con sus impuestos.

A esto se refiere, imagino también, Alfonso Alonso, cuando habla de responsabilidad y lealtad. Y creo que es lo mismito en lo que pensaba Rajoy cuando (condenando a España a una deuda infinita) hablaba de una línea de crédito y zanjaba el tema rápido porque tenía que coger un avión para, muy lealmente, ver a la Roja en la Eurocopa.

Parte final. Tercero: el deber de rebelarse.

A un lado del cuadrilátero doce carros cargados con artículos de primera necesidad para repartir entre personas desfavorecidas, al otro, 100.000 millones de euros que van a parar a la Banca, y que dejarán una deuda pública que pagarán los ciudadanos con sus impuestos y los recortes en servicios y prestaciones.

Veamos qué ocurre. Usch. ABC asesta el primer golpe mediático. Eso debe de doler.

En este periodo de crisis, una crisis muy rentable para algunos, en esta estafa, en este proceso de empobrecimiento, de endeudamiento, la carga para la ciudadanía es mayor que nunca.  La igualdad y la justicia social son inalcanzables através de esta democracia incompleta. La masa ciudadana tapa los agujeros de las grandes finanzas y los gobiernos avalan las grandes finanzas que generan más agujeros.

Muchas personas lo sabían, otras lo descubren ahora, y otras tantas están pendientes de descubrirlo. No se puede confiar en el gobierno. No se puede confiar en el gobierno español (PSOE-PP) para salir de ninguna crisis, pues ellos son la crisis. Sus decisiones, su gestión, su política económica, la complicidad con la banca, la sumisión a Europa, todo ello: son la crisis. Todo ello es este robo, este asalto, este delito, y esta irresponsabilidad y esta traición.  Seguiremos pagando, y después pagaremos un poquito más. Rescatarán bancos y a las personas no les echarán ni un triste flotador, y es que no nos van a sacar de aquí. Por eso, es responsabilidad de cada uno, y de cada una, de todas y de todos, conformarse una conciencia rebelde.

Es un llamamiento a asaltar un Mercadona mañana mismo, o a no volver a gastar el dinero en ninguno de ellos, a apoyar una red de productores locales o a boicotear Carrefour. Es un llamamiento a la reflexión, a la conspiración, a la repulsa a un sistema desigual e injusto, a renunciar a la mentira, a la solidaridad con las gentes empobrecidas, con los criminalizados, un llamamiento a la rebeldía. Definitivamente, un llamamiento al deber de rebelarse, porque la revolución comienza justo ahí, en una misma.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 17 de agosto de 2012 10:36 AM

    Cada día que pasa se pone más al descubierto la gran estafa en la que nos han involucrado a los ciudadanos de a pie. No sé si los carros de Gordillo, o qué será, pero tengo claro que en cualquier momento algo va a explotar, la paciencia está llegando a límites insospechados. Se habla de hambre, hoy en el siglo XXI, y se quedan tan tranquilos. Es una vergüenza, y me ha encantando su artículo, no me gusta la violencia, pero, y lo que está pasando no es violencia. Hablan muy claro de lo que pocos saben porque no se informa, el año pasado efectivamente leí que noventa dos mil millones de euros fueron transferidos a la UE para la ayuda al rescate de Portugal, Irlanda…, y ahora después de descapitalizarnos, nos vienen con más mentiras.
    Siempre atacando a los más vulnerables, sólo los cobardes hacen eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: